Aventuras de verano en Bariloche

Un destino siempre asociado a la nieve revela su otra cara: ríos, lagos, montañas, estepa se combinan en un escenario perfecto para un paseo con adrenalina y diversión.

 

La ciudad de Bariloche tiene todos los elementos para que disfruten desde los más cautelosos hasta los más arriesgados: durante el invierno los más audaces suben al snowpark y visitan las pistas para expertos, pero en el verano se pueden hacer muchas actividades desafiantes en tierra, agua y aire. Y para todos los gustos.

Como durante el verano la temperatura sube, los deportes acuáticos están en su esplendor. Las travesías en kayak en ríos o lagos son de las más populares y pueden ser un desafío si se enfrentan a los rápidos.  Los lagos donde se pueden hacer este tipo de excursiones son Nahuel Huapi, Moreno, Gutiérrez, Mascardi, Los Moscos, Hess, Fonk, Roca, Guillelmo y Steffen, entre otros. Las salidas incluyen transporte, comidas, equipos para remar y guías bilingües. Algunas travesías duran varios días y las empresas que organizan incluyen las carpas y los equipos de cocina.

También te puede interesar México: viajes a la carta. ¿El nuevo turismo?

Otra opción para aventurarse en las aguas patagónicas es el rafting y el Stand Up Rafting (Bariloche es el único lugar de América latina que ofrece esta novedosa propuesta deportiva). Ésta última opción se hace en el Río Limay, y consiste en remar en grupo, parados, sentados o arrodillados, sobre una balsa inflable especialmente diseñada para esta disciplina. Se realiza siempre con el acompañamiento de un guía especializado. El rafting tradicional se hace en los ríos del parque nacional Nahuel Huapi recorriendo bosques inmensos a través de sus excitantes rápidos llenos de acción. Durante el verano, el caudal crece formando huecos y olas que producen rápidos de alta intensidad.

Leé también   Boom PreViaje: los destinos más buscados

 

 

En el aire

Las alturas propician una vista inigualable de la región, pero hay que animarse a disfrutarla de una manera osada. El canopy propone otra manera de descubrir la naturaleza, en familia o con amigos. Esta actividad permite vivir la sensación de volar a través del bosque mientras se admiran los maravillosos paisajes de Bariloche.  Durante dos horas, los participantes –usando todos los elementos de seguridad necesarios para realizar un vuelo confortable- enfrentan distintos trayectos a lo largo de 1500 metros. Lo pueden realizar niños y adultos, ya que se cuenta con asistencia de los instructores.

Otra posibilidad es el canyoning, que combina trekking, rappel, tirolesa, saltos desde trampolines naturales, nado, escalada. Todas las emociones en una actividad. Durante 20 minutos se realiza el ascenso para luego comenzar a descender combinando tramos de rappel con pozos de agua cristalina hasta llegar a la cascada -el Salto del Vasco- de 30 metros de altura. Ahí se puede continuar con rappel o tirolesa (canopy). Luego se continúa con trekking y rappel hasta terminar la experiencia.

Adrenalina vía terrestre

En Bariloche es ideal también para las actividades de aventura como 4×4, trekking, caminatas y aerosillas, entre otras opciones. El trekking es otra de las actividades más buscada por los que les gusta este tipo de paseos. Hay senderos para todos los niveles y cada uno puede armar su propio camino. (La web www.barilochetrekking.com brinda información útil para hacer la actividad y tener en cuenta los datos del terreno, el clima, la dificultad de cada recorrido).

El verano en el sur está cargado de adrenalina y diversión, los audaces no pueden perderse la oportunidad de vivir la aventura patagónica.

Leé también   Qué hacer en Bariloche